Saltar al contenido

Los niños de la escuela de Sunuzi reciben cada mañana su ración de Phala

    1699601553925

    Los niños de la escuela de Sunuzi reciben cada mañana su ración de Phala

    Desde el comienzo del curso, los niños de las clases 1, 2 y 3 de la escuela de primaria de Sunuzi, en Zomba reciben todas las mañanas una ración de Phala a través del proyecto del mismo nombre financiado por Zikomo Africa.

    Phala es una papilla compuesta por cinco partes de maíz y dos de soja, además de azúcar. Supone un complemento alimenticio fundamental para estos niños, la mayoría de los cuales sólo toman otra comida al día. Al reforzar su nutrición, además de los beneficios evidentes para la salud, los niños mejoran su capacidad de atención y eso se está notando ya en sus resultados académicos.

    Con la ayuda de Zikomo Africa las Hermanas Carmelitas a cargo de la escuela compraron 100 sacos de maíz, 8 sacos de soja y 50 kg de azúcar. Junto con la aportación de otras ONGs, este curso habrá comida suficiente para los alumnos más pequeños de las clases 1, 2 y 3. Es un trabajo de todos; los niños colaboran recogiendo algo de leña de camino a la escuela (algunos recorren más de 10 km) y algunas madres se ocupan de cocinar el Phala.

    Con el comienzo de las lluvias este mes, cultivarán el terreno que compramos en abril (1,3 hectáreas) y otro que hemos alquilado (1,2 hectáreas). Entre los dos esperamos producir 150 sacos de maíz (7.500 kg) y algo de soja en la cosecha de abril-mayo del 2024. De esta manera las hermanas tendrán una fuente permanente de cereal que hará sostenible el proyecto.

    Estamos reuniendo los fondos para comprar un nuevo terreno. El reto es producir más maíz y soja con los que poder alimentar a los alumnos de las clases superiores de la escuela, que ahora mismo, salvo algunos de 4º, se quedan sin su ración de Phala.

    Phala es un proyecto al que vamos a dirigir buena parte del esfuerzo de Zikomo Africa en los próximos años. La escuela de Sunuzi, situada en Zomba, está en una zona muy pobre del sur de Malawi, terriblemente azotada por el ciclón Fredy que arrasó casas y cultivos en febrero de este año. Trabajaremos en colaboración con la comunidad de Sunuzi y las Hermanas Carmelitas que se hicieron cargo de la escuela a principios de este año, para entre todos mejorar el desarrollo de la zona, como se ha ido viendo en otras zonas de Malawi con las que colaboramos (Kapiri, Mtengo wa N’thenga, Guilleme y Benga).

    ¡Gracias a todos los que colaboráis con Zikomo Africa para poder hacer posible este proyecto!